Octubre del 2009

La bellota

Por Juan Cervera Sanchís - 31 de Octubre, 2009, 2:04, Categoría: Canto de gratitud al hermano cerdo

 

CANTO DE GRATITUD AL HERMANO CERDO


La bellota


Somos lo que comemos, tú lo sabes,

y es por eso que tú

rindes sagrado culto a la bellota.

Hay que verte comer, ¡oh cerdo hermano!

Hay que verte comer, comer, comer,

supremo ritual de vida en pleno.

Hay que oír el musical crujido

de la dulce bellota entre tus dientes.

Hay que experimentar la religión del hambre

reflejada en el brillo de tus ojos

en ese santuario de vida en plenitud

que es la acogedora y armoniosa dehesa,

donde la espléndida y pulposa bellota

reina y canta y enriquece tus carnes

de embelesadoras excelencias.

La bellota, ¡oh Dios de Dioses sumos!,

tan bella y seductora, tan tierna y placentera.

La bellota, la bellota te digo,

la bellota que tú, fantástico alquimista,

artista delicado y hondo sabio,

transmutas finalmente en sabrosos prodigios:

en lonja de jamón, en sabroso bocado

de chorizo, chuleta o salchichón,

y en deliciosa y apetecible rodaja

de irresistible caña de lomo,

con el noble y único propósito

de enamorar el exigente y exquisito paladar

de la humana criatura, tan en deuda contigo,

que, con tanta humildad y bondad infinita,

nos das y nos das tanto, sin pedirnos siquiera,

ante el brutal cuchillo con que el hombre consuma

tu siempre inevitable sacrificio,

prontitud y eficacia en trance tan doliente,

¡oh hermano amigo cerdo!

¡oh cerdo amigo hermano!,

permíteme cantarte en la nutricia luz de la bellota.

 

Permalink ~ Comentar | Referencias (1)
Etiquetas:

El orgasmo

Por Juan Cervera Sanchís - 29 de Octubre, 2009, 2:03, Categoría: Canto de gratitud al hermano cerdo


CANTO DE GRATITUD AL HERMANO CERDO

 

El orgasmo


No hay otro ser viviente en la galaxia,

oh cerdo hermano amigo,

que goce como tú del vivo goce

que es el sublime gozo del orgasmo.

Eres, sí, cerdo-orgasmo

y eres orgasmo-cerdo,

pues, cerdo hermano amigo,

la intensa intensidad

de tu orgasmo intensísimo

perdura un rapto sumo y celestial

de tiempo hipnótico;

que celeste es tu orgasmo,

como si antiguos dioses

y eléctricas potencias y virtudes solares,

dueñas irrebatibles

de una secreta y sabia voluntad,

aún no descifrada

por la voz de la ciencia de vanguardia,

se pusieran de acuerdo

para llevarte, hermano cerdo, amigo,

a las más altas cumbres del disfrute.

Que como nadie, tú, te extasías en extremo

con el néctar del sexo.

Treinta minutos, sí, que son millardos gloria,

dura tu enamorado y fantástico orgasmo,

placer realmente único que ilumina tu carne;

que da a tu magra carne

un sabor divinal, ya que en sí es divinal

la poesía del orgasmo,

motor-cantor, venero, río y mar

por donde, dicha en vilo, a raudales, circula,

con inmortal pasión e infinita alegría,

la fuente incontenible de la vida.

 

Permalink ~ Comentar | Referencias (1)
Etiquetas:

El lechón

Por Juan Cervera Sanchís - 28 de Octubre, 2009, 2:03, Categoría: Canto de gratitud al hermano cerdo

 

CANTO DE GRATITUD AL HERMANO CERDO

 

El lechón


Desde la antigua Roma ya tú eras,

cuando apenas cumplías una luna de vida,

un manjar delicioso, oh inocente lechón.

Favorito eras tú en la imperiosa mesa

de los emperadores de la gloriosa Roma.

Ya desde entonces fuiste

el plato predilecto de la alta nobleza

y, entre los descendientes de los hijos de Iberia,

antes de nacer tú, nonato todavía,

ya eres arrancado del amoroso vientre de tu madre

para ser transformado en plato apetitoso,

me refiero al lechazo sibarítico.

Que sepa el mundo, sí, que sepa el mundo,

oh inocente lechón, la invaluable deuda

que contigo tenemos contraída

y permíteme pues que ponga por escrito,

y cante y cuente al mundo,

la desnuda verdad de tu breve existencia,

a quien mi especie niega,

con bárbara soberbia y hambre irrefrenable,

el posible mañana.

Nunca, nunca serás, oh inocente lechón,

marrana ni verraco, que lechón morirás,

y aquí lo testifico, para adornar la mesa

y la gula halagar de la humana criatura,

tan dada a cultivar antihazañas sin nombre.

Que nunca, nunca, nunca, jamás nunca,

para colmo y extremo de la extrema desgracia,

experimentarás, oh inocente lechón,

el éxtasis supremo del orgasmo.

 

Permalink ~ Comentar | Referencias (1)
Etiquetas:

El verraco

Por Juan Cervera Sanchís - 28 de Octubre, 2009, 2:02, Categoría: Canto de gratitud al hermano cerdo

 

CANTO DE GRATITUD AL HERMANO CERDO

 

El verraco

 

Eres rápido, hermoso, inteligente.

Eres pues el verraco, que yo admiro

por tu virilidad, a la que aspiro,

pues eres un ser tú más que imponente.

 

Eres, verraco, tú, todo un valiente.

La marrana por ti lanza un suspiro

y ante ti y la marrana yo me inspiro

y un soneto me brota felizmente.

 

Que eres verraco, amigo, en la dehesa,

bajo la dulce sombra de la encina,

un envidiable dios de carne y hueso.

 

Un dios que vale más de lo que pesa,

ya que ante ti, verraco, uno adivina

tus múltiples delicias en proceso.


Permalink ~ Comentar | Referencias (1)
Etiquetas:

La marrana

Por Juan Cervera Sanchís - 27 de Octubre, 2009, 0:40, Categoría: Canto de gratitud al hermano cerdo


CANTO DE GRATITUD AL HERMANO CERDO

 

La marrana

 

¡Oh, poetas de España!, me dais pena;

pena me dais, pues nunca habéis cantado,

y, mucho menos, nunca habéis exaltado

a la bella marrana, madre plena.

 

Que es ella madre a plenitud, por buena;

capaz de amamantar en sumo grado,

y sumo amor y máximo cuidado,

a doce lechoncillos en cadena.

 

Encadenados por el hambre en pleno

a las fuentes nutricias de sus tetas,

generosas dadoras de alegría.

 

Que en la marrana todo es manso y bueno,

por lo que en contra yo de los poetas

le rindo en un soneto pleitesía.

 

Permalink ~ Comentar | Referencias (1)
Etiquetas:

Monumento a Fenicia

Por Juan Cervera Sanchís - 25 de Octubre, 2009, 20:48, Categoría: Canto de gratitud al hermano cerdo


CANTO DE GRATITUD AL HERMANO CERDO

 

Dedicatoria

 

Para Antonio Bulnes Trujillo,

sabio degustador de las múltiples

delicias que nos regala el generoso

hermano cerdo.

 

MÉXICO D. F. 2009

 

Monumento a Fenicia

 

Por ti, España, debe a los fenicios

un monumento en forma de verraco,

que ellos fueron, y yo pues les achaco,

los autores de tantos beneficios.

 

Que al servicio de España, los servicios,

que son tantos, del cerdo, y lo destaco,

el poder de Fenicia, nunca opaco,

nos vino a regalar sin prejuicios.

 

Y aquí el cerdo se unió a los jabalíes

autóctonos. Surgió la raza ibérica.

El ibérico cerdo cual no hay dos.

 

Nuestro glorioso cerdo, que gloríes;

que es suma gloria y bendición benéfica

por la gracia de la gracia de Dios.

 

Permalink ~ Comentar | Referencias (1)
Etiquetas:

El Blog

Calendario

<<   Octubre 2009  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog